miércoles, 21 de diciembre de 2016

Alwadi.ira – Ecologistas en Acción denuncia un proceso irregular en la adecuación de la Autorización Ambiental Integrada concedida a Portland Valderrivas, S.A., en 2006, a la Directiva europea, de obligado cumplimiento, 2010/75/CE de emisiones industriales. ¿A qué juega la Junta de Andalucía? ¿se ha tratado de un Error? ¿es falta de competencia por parte de quien concede las Autorizaciones Ambientales? o ¿Están jugando una vez más con la salud de los ciudadanos?
– Dicha adecuación se publica en el BOJA del 13 de diciembre de 2016: La actualización de la AAI, para su adecuación a la Directiva de Emisiones Industriales, llega con casi tres años de retraso, pues se debería haber producido antes del 7 de enero de 2014.
– La actualización de la AAI es ostensiblemente favorable a los intereses de Cementos Portland Valderrivas, S.A., pues entre otros aspectos, permite que la cementera funcione emitiendo contaminantes por encima de los valores límite de emisión en periodos de hasta 24 horas.
– La actualización no es transparente, pues incluye determinaciones que no son de conocimiento público.
– La actualización no modifica los valores límite de emisión para adecuarlos a los de la Directiva de emisiones industriales en el caso de la incineración de residuos, permitiendo por ejemplo emisiones superiores a las establecidas en esa Directiva.
La Autorización Ambiental Integrada de Portland Valderrivas, S.A., es de 2006, en ella se establecen unos Valores Límites de Emisión de sustancias tóxicas a la atmósfera. La adecuación a la Directiva europea 2010/75/CE, que restringe muchas de esas emisiones, se inició el 23 de agosto de 2013 y acabó con la publicación en el Diario Oficial de la Junta de Andalucía del 13 de diciembre de 2016. El plazo límite que marca la Ley 16/2002 para esa actualización, en su Disposición Transitoria Primera, era el 7 de enero de 2014, por lo que se produce casi 3 años más tarde.
La actualización de la Autorización Ambiental Integrada es una obligación que dimana de la Directiva 2010/75/UE, llamada Directiva de Emisiones Industriales, para garantizar que todas la AAI se adecuan a las determinaciones de dicha Directiva en todo un conjunto de aspectos que la anterior Directiva sobre la Prevención y Control Integrado de la Contaminación (Directiva 96/61/CE) de 1996 no recogía. Esos aspectos, todos ellos muy importantes, son los relacionados con las actuaciones del promotor en caso de incidentes y accidentes en la instalación, el incumplimiento de las condiciones de las autorizaciones, la aplicación de la jerarquía de los residuos, el cierre o clausura de la instalación, las medidas a adoptar en los arranques y paradas, el control sobre el suelo y las aguas subterráneas, los residuos que incinere y los valores límite de emisión cuando se incineren residuos.
La actualización de la autorización a Cementos Portland Valderrivas, S.A., aprobada el 11 de noviembre de 2016 y publicada ahora, recoge la mayoría de estos aspectos, aunque no todos. Por ejemplo no incluye los valores límite de emisión que establece la Directiva 2010/75/UE cuando la instalación incinera residuos, que sí se recogieron en la modificación de la AAI de 16 de septiembre de 2014 que daba el visto bueno a la incineración de 292.000 toneladas de un amplio abanico de diferentes tipos de residuos (lodos de depuradora, neumáticos, plásticos, fracción de rechazo de residuos domésticos, residuos textiles, etc.) y que pretendía convertir la fábrica de cementos en una macroincineradora. Proyecto que se ha paralizado por la intensa oposición social y por las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra.
En ocasiones esa actualización de la AAI no es nada transparente, pues se refiere a determinaciones recogidas en documentos que no son públicos, como correspondencia privada entre la Delegación Territorial de Medio Ambiente de Sevilla y Cementos Portland Valderrivas, S.A. En otros casos la actualización es tremendamente favorable a la empresa, cuando permite que la cementera funcione emitiendo contaminantes como el NO2 por encima de los valores límite de emisión en periodos de hasta 24 horas, cuando el máximo establecido en la modificación de 16 de septiembre de 2014 es de 4 horas.
Las instalaciones cuya AAI haya sido actualizada deben estar cubiertas por un plan de inspección. La fábrica de cemento de Cementos Portland Valderrivas en Alcalá de Guadaíra no está incluida en ningún Plan de Inspección Medioambiental para 2016.
Aunque Alwadi.ira – Ecologistas en Acción reitera su fundamentada oposición a la incineración de residuos en instalaciones cementeras, es inadmisible que la Administración renuncie a exigir al menos el cumplimiento de los valores límite legalmente establecidos en cuanto a sus emisiones contaminantes.
Hacemos un llamamiento a la Junta de Andalucía a actualizar las AAI de Portland Valderrivas, S.A., y adecuarla correctamente a las determinaciones de la Directiva 2010/75/UE.
 Alcalá de Guadaíra, 19 de diciembre de 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada